lunes, 20 de septiembre de 2010

Labordeta



José Antonio Labordeta Somos

Se nos ha muerto Labordeta. Lo he sabido por la radio, en el coche, cuando volvía a casa después de pasar un fin de semana lejos de los medios de comunicación. No ignoraba que estaba muy enfermo pero aún así la noticia me ha conmovido profundamente.

Canto sus canciones, he asistido a tantos recitales, le he visto cantar contra el transvase del Ebro en las manifestaciones, he leídos sus libros, he mirado y remirado sus programas en la televisión y me ha emocionado en sus actuaciones en el Parlamento. Una vez le escribí un email para pedirle su texto de alegato contra la guerra del Golfo pues quería pasárselo a mis alumnos para que lo comentaran. Al mismo tiempo, aproveché para felicitarle por su famoso exabrupto, políticamente incorrecto pero tan necesario y saludable. Me contestó enviándome el texto y comentando mi felicitación.

Se nos ha muerto Labordeta, un diputado que demostró que no es un oxímoron ser un político honesto, exigente, trabajador, buen orador y coherente.

Se nos ha muerto, se me ha muerto, Labordeta, lúcido guía, andarín de paisajes y compañero corredor de fondo hacía la utopía, "esta gran utopía que es la fraternidad".

Se me ha muerto Labordeta y me siento huérfana de referente ético y estético.
Y muda, porque se ha apagado una voz
abrupta y tierna
socarrona y poética
vehemente y sobria
sincera y potente
que decía y cantaba lo que yo siento.










2 comentarios:

Carmen dijo...

Hola Matilde, me alegro de leerte y de leer un homenaje sincero, resptuoso y cariñoso por todo un referente. Se nos ha ido y nos ha dejado un hueco, un vacío imposible de llenar, por ser irrepetible. Pero aquí queda su ejemplo, para seguir defendiendo los valores que él defendía, no olvidar su decencia. Ni el oxímoron que significaba su actuación política, qué bien descrito!!

José Del Moral De la Vega dijo...

Ciertamente, Labordeta fue un buen hombre.
Hace muy poco, García de Cortázar escribió una magnífica "Tercera" sobre la importancia de ese tipo de persona en la cultura y el progreso de los pueblos.
Un abrazo