sábado, 9 de enero de 2010

Nieve


En casi toda España hemos empezado el año con nieve (¿"año de nieves, año de bienes"?) y por lo que leo en la prensa y cuentan en la televisión, estos días casi toda Europa está también bajo la nieve. Aquí, es un elemento poco frecuente y la verdad es que me gusta el silencio de la nieve cuando cae. Pero no me gustan nada los problemas que genera, de tan poco acostumbrados a ella como estamos.

Os dejo con un poema del mexicano José Emilio Pacheco, reciente Premio Cervantes.

COPOS DE NIEVE SOBRE WIVENHOE

Entrecruzados
caen,
se aglomeran
y un segundo después
se han dispersado.

Caen y dejan caer
a la caída.
Inmateriales
astros
intangibles;
infinitos,
planetas en desplome.


Quizá, los que estáis bajo la ola nieve os animéis a hacerlo leer a vuestros alumnos en voz alta, a grabarlo, a ponerle música de fondo, o a buscar fotos para ilustrarlo. Una buena manera de incorporar a la clase lo que se vive en la calle.

Otros poemas de nieve:



4 comentarios:

Marian dijo...

Buenas ideas y bonito poema. Yo también veo muy bonito el paisaje nevado, pero son muchos los inconvenientes que genera...mejor la nieve en los poemas.

almendra dijo...

Muy buena la idea. Me gusta el poema, no lo conocía. Tengo que confesar que a mí me encanta la nieve: con ella el mundo parece más limpio, más inocente y mucho más bonito. Un invierno sin nieve no es un invierno de verdad. Salu2 desde Polonia (hoy tenemos más de 30 centímetros de nieve en las aceras)

Matilde dijo...

Almendra ¡cómo se nota que eres de un país frío! ¡qué diferente tu percepción y tu vivencia de la nieve de la que tenemos Marián y yo. Aquí, es muy bonita, sí, pero como no estamos preparados, a la que cuaja, todo son problemas. Puedes mirar lo titulares de la prensa española del pasado lunes para ver el caos que provocó en el país una nevada.
Un abrazo a las dos.
¡Me gusta que os paséis por mi blog!

José Del Moral De la Vega dijo...

Qué poema tan bonito, Matilde, y qué justificado está el premio a este poeta.
Un abrazo